La minería del futuro, hoy

La minería del futuro no está bajo tierra, sino tras la pantalla de un ordenador, desde la que se pueden encontrar diamantes en bruto. El coste económico, pequeño. El precio a pagar, demasiado elevado.

por Javier Pisonero Carabias

Existe una serie de problemas absurdamente complejos que, de ser resueltos, aquella mente privilegiada que lo consiga recibirá un millón de euros como premio. Estos problemas son los llamados Problemas del Milenio. Actualmente hay 7, de los cuales uno ha sido resuelto por el matemático ruso Grigori Perelmán. Este matemático rechazó el premio declarando que no era un héroe, ni un objeto de exposición, simplemente había hecho un trabajo y no quería sentirse como un animal en un zoológico. Grigori resolvió el problema denominado La Conjetura de Poincaré, por lo que si queréis haceros ricos inmediatamente están estos 6 problemas aún sin resolverse:

  • P versus NP
  • La conjetura de Hodge
  • La hipótesis de Riemann
  • Existencia de Yang-Mills y del salto de masa
  • Ecuaciones de Navier-Stokes
  • Conjetura de Birch y Swinnerton-Dyer

Así que ahí tenéis, 6 problemas que os pueden llevar a la fama. Hay un libro de ensayos que relaciona los videojuegos con diferentes ámbitos de la vida. Este libro se titula Ensayos y Errores, de la editorial Anaitgames, coordinado por David Ferragut y Alfonso García. Concretamente, hay un ensayo titulado La Complejidad se ha Comido mi Videojuego, escrito por Ignacio Fábregas, doctor en matemáticas por la Universidad Complutense de Madrid. En este ensayo, muy recomendable, presenta el por qué algunos videojuegos son difíciles y no accesibles, restringiendo su público, pero basando su experiencia en esa  dificultad. Como ejemplo, toma ese primer problema del milenio, P versus NP y presenta un concepto muy interesante, Complejidad Asumible e Inasumible. Obviamente, esos problemas son totalmente inasumibles para mí, no me avergüenzo en admitirlo, por lo que tengo que ir a otro concurso para poder alcanzar esa fama.

Y llegados aquí, es cuando resulta curioso algo que se ha subido a internet hace poco. En las últimas semanas, ha aparecido una imagen de los premios de un concurso de ciencias hace unos años. Los primeros premios eran premios económicos con una cantidad fija, mientras que los últimos premios eran 25 bitcoins. No se de cuando es este premio, pero ahora mismo, ese premio serían 1.002.456€. Más de 2.000€ de diferencia con resolver un problema del milenio, ¡fastidiate, Flanders!

Vale, entonces mejor centrarse en conseguir bitcoins que en intentar entender simplemente el enunciado de alguno de esos problemas. Los bitcoins pueden comprarse, pero eso es de perdedores, existe una forma mucho mejor de conseguir esta criptomoneda, que es la minería de bitcoins. Para entender la minería hay que hablar del novedoso concepto blockchain, cadena de bloques, que está revolucionando la economía y la gestión de proyectos, entre otras muchas cosas. El blockchain se basa en evitar intermediarios para hacer diferentes operaciones, dejándolo todo en manos del usuario. Es decir, en una transferencia de dinero, se eliminaría la figura de banco, simplemente se deberían entender el emisor y el receptor. Existiría un nodo primario, emisor del dinero, y un nodo secundario, receptor del dinero. Mientras que la unión de estos estaría totalmente cifrada y registrada de manera que no se puede cambiar, garantizando así la seguridad. Esto, por ejemplo en un proyecto de obra, eliminaría el posible fraude, ya que si cada vez que se haga un avance se deja registrado así, no se podrá manipular posteriormente. ¡Adiós mordidas!. Obviamente detrás de este concepto hay mucha más complejidad, pero a muy grandes rasgos así funciona. Los usuarios son los que validan y aceptan todos estos movimientos de manera encriptada.

La minería de bitcoins consiste en poder sellar uno de esos bloques. De manera que aquél usuario que lo selle, recibirá una cantidad de bitcoins. Para sellar un bitcoin aparece una ecuación, y el primero que la resuelva se quedará con esa parte de bitcoins sellando el bloque. Y aquí volvemos al concepto de complejidad asumible e inasumible. Para resolver esta ecuación, la complejidad para los ordenadores sería prácticamente inasumible. Sin embargo, lanzar números hasta dar con la solución, sí es algo asumible. Por lo que realmente lo que se hace para resolver esa ecuación y sellar el bloque es una cuenta de la vieja de toda la vida. Estos números son fragmentos de código encriptados denominados hash. Por lo que realmente es un concurso, en el que el primero que de con el hash ganador, se queda con una parte de un bitcoin.

A medida que los bloques se sellan, este proceso es más complejo, por lo que se necesita una potencia computacional elevada. Es cierto que la potencia electrónica ha aumentado exponencialmente en las últimas décadas, y que el consumo energético por potencia computacional ha bajado considerablemente. Si los coches hubiesen evolucionado a este ritmo, ahora tendría millones de caballos de potencia, y no costarían más de 10.000€, gastando una cantidad ridícula de gasolina. Esto se traduce en que para esta minería, es mejor utilizar la potencia bruta de una tarjeta gráfica por ejemplo, que buscar un algoritmo que intente solucionar la ecuación. Es decir, mejor picar piedra como tal. 

Hasta aquí parece bueno, bonito y barato. Cómo no, existe un lado oscuro, y, de hecho, muy oscuro. A mayor complejidad, mayor potencia y mayor número de dispositivos minando. Iberdrola se está frotando las manos, ya que esta minería está al alcance de cualquiera. Alex De Vries realizó una publicación en la que estimó que esta minería de bitcoins utiliza 87,1 TWh al año. Vamos a dar cifras para ilustrar este dato. Hoy, el precio medio  de la luz en España es de 0,11032 €/KWh. Si se utilizase esa energía para minar solamente en España, se necesitarían más de 900 millones de euros solo en electricidad.

En 2020 España utilizó 249,716 TWh de electricidad, pero por ejemplo Bélgica en 2019 gastó 87,9 TWh de electricidad. Es decir, se utiliza casi tanta electricidad para minar bitcoins como un país del primer mundo para existir. Traducido a contaminación, serían 6,16×1010 kg de CO2. Solo casi 62 mil millones de toneladas. Esto con el tema de la sostenibilidad no es que case muy bien.

Pero tampoco significa que si nos ponemos a minar, al instante nos hagamos ricos, es algo muy similar a la lotería, pero con unas ganancias mucho menores.  Al final se termina reduciendo a un ejemplo más del capitalismo voraz que está instalado en el planeta, en el que se nos crea una falsa ilusión de hacernos ricos en un instante. Que se joda el mundo, pero a mi dadme mis milloncejos. Que futuro tan maquiavélico.

Al menos en la minería tradicional, el producto se utilizaba para una evolución tecnológica. Cierto es que el carbón está quedando desfasado por la contaminación, pero sin estos progresos ahora no tendríamos ni internet. Este concepto de éxito que tanto se habla en la actualidad, basado únicamente en la economía, individual por supuesto, tiene que ser revisado. Por supuesto con este concepto, no contéis conmigo. A este paso viviremos en una atmósfera irrespirable y letal. Pero qué voy a saber yo, siendo un ingeniero mecánico, si al final el mercado se regula solo. Salvo que llegue un grupo de gente en internet y reviente la banca de Wall Street, pero ahí no es el mercado regulándose solo, si no un grupo de, cuanto menos, terroristas económicos…

Los caminos de internet son inescrutables.

Referencia

de Vries, A. (2020). Bitcoin’s energy consumption is underestimated: A market dynamics approach. Energy Research & Social Science, 70, 101721.

Nunca está de más recomendar a los buenos de Anait:

Ensayos y errores. Arte, ciencia y filosofía en los videojuegos

Un comentario en “La minería del futuro, hoy

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s